domingo, 25 de abril de 2010

Yo fuí una alegre mariposa ( o la alegría de vivir)

"Cada mañana vuelvo a sentir que lo importante en esta vida es vivir" *
Seguridad Social

Cuando empecé a trabajar, hace ya 12 años, me trasladé rápidamente a vivir al centro.

Era mi gran sueño. Vivir en todo el meollo.

Pronto aquella casa se convirtió en un lugar de encuentro donde hacíamos fiestas increíbles (Aún me encuentro con gente que me recuerdo aquella mítica en la que una Drag Queen les recibía en la puerta).

Los domingos solíamos quedar en "La Sastrería", lugar mítico de Chueca, y terminábamos charlando con todo el local. El mérito era principalmente de mi amiga Marta que era y es una relaciones públicas excepcional.

Un sábado, antes de salir a marcarnos unos dancings en nuestros garitos habituales, quedamos en mi casa para tomar unas copas y así ahorrarnos unas pelillas.




Por aquellas fechas yo había estado tomando una medicación que mi médico de cabecera había considerado recetarme porque me veía con mucha ansiedad. No me había indicado ningún tipo de precaución, pero yo había considerado que durante el tiempo que estuviera tomando esas pastillas no era bueno beber porque el pelotazo podía ser importante.

Cuando quedamos aquella noche habían pasado ya dos semanas desde que había dejado de tomar las pastillas. Estuvimos en casa de risas y en dos horas me tomé dos copas, no muy cargadas, de vodka con naranja.

Todo lo que voy a contar a continuación, me lo han contado porque yo no lo recuerdo:

Parece ser que cuando salimos a la calle, yo ya no iba muy normal, sólo recuerdo que hacía muchisimo frío, pero parece que para entrar en calor me dediqué a bajar la gran vía pegando botes y cantando a voz en grito que era una alegre mariposa que revoloteaba (DE DONDE COÑO SACARÍA YO ESA CURSILADA). Mis amigos no vieron nada raro, pensaron que se me habían subido las copas rápidamente y punto.



Cuando llegamos al garito, el Why not, un clásico de la noche madrileña conocido entre otras cosas por lo apretado que estás cuando esta lleno, el calor era insoportable.

No sabemos si fue el contraste frío de la calle y calor del garito, la cosa es que según llegué me desvanecí y me llevaron al baño a meterme la cabeza bajo el grifo de agua helada.

Cómo no reaccionaba decidieron sacarme a la calle. Aquellos que conozcáis el garito imaginaros la escena desde los baños hasta la escalera. Me llevaban en volandas como si fuera un cadáver y por el camino iba potando a los de abajo.

Me dejaron tirado en la calle y salió un médico (al cual me sigo cruzando y me sigue dando vergüenza mirar) y dictaminó que iba puestisimo de todo.

Al final mi amiga Marta, a la que siempre estaré agradecido, decidió llevarme a casa de un amigo que vivía cerca. Entre mis amigos me llevaron por la calle hortaleza como si estuvieran llevando un féretro y en casa de esa persona me depositaron.

Marta no se separó en toda la noche de mi lado.

Llamaron al Samur y según me contaron me dediqué a meterle mano a la médico cada vez que me hacía el reconocimiento.

Diagnosticaron que lo que tuve fue un pedo importante producido por los restos de la medicación en sangre. Estuve 12 horas durmiendo y a día de hoy sigo sin acordarme de nada.

Por supuesto las coñas con la alegre mariposa estuvieron mucho tiempo, pero a pesar del susto, esta anécdota me hace siempre recordar muy buenos momentos vividos .

Seguridad Social - La Alegría vivir




Gracias a Porque yo lo valgo por inspirarme esta entrada

*A Marta y Miguel Ángel

15 comentarios:

  1. Querido Bimbi: eres un pozo de sorpresas y además un personaje muy vivido de experiencias, anécdotas, memorias, amigos, conocidos, reconocidos, parientes,contraparientes..etc. ¿Cómo te ha venido a la cabeza este tipo de historias ahora?. Me encanta rebuscar muchas veces en el fondo del armario de la memoria, rebuscar en los cajoncitos mas cerrados y airear este tipo de cosas que creo que casi todos guardamos. Me gusta cómo lo cuentas, la forma de contarlo y el aire literario que le das. Creo que si escribieses un libro( y lo digo en serio) sobre la vida en general y los acontecimientos que ten asaltan sería una joya , un testimonio de un tiempo, de una época..la actual que esta repleta de cosas, situaciones,amores, desengaños música(para el que eres un genio, lo digo en serio...porque casas perfetemente música con situaciones)..en fin.Por favor anímate.(te dire que la entrada me ha puesto la piel de gallina en un momento..uff.
    abrazos mil
    Tiffany Tiny Lamp

    ResponderEliminar
  2. Anda mi madre! eso no me lo habias contado.. que aventurilla, bueno, una experiencia mas.. un besiño, Jorge.

    ResponderEliminar
  3. Jejeje. Solo Imaginarte dando saltos por la Gran Via, de verdad, no puedo parar de reír. Jajajaja. Pero tuvo que ser un horror después. Vaya colocon que llevarías, que peligro.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  4. Y yo que te creía un dechado de virtudes...
    jaja
    Cayó el mito.
    Bromas aparte, eso en más o menos grado nos ha pasado a todos.
    Menos mal que siempre hay una alma caritativa al lado para echar una mano.
    ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¿¿¿Y a mi sin contarme éstoooooo?????? por dio!!!! es buenísimo!!!! jajajajaja ¿una alegre mariposa que revoloteaba??? jajajaja... ¡¡qué fuerteeeee!!!... con lo "formalito" que pensaba yo que eras....

    Bueno.. supongo que "después de" vienen las risas y el cachondeo, pero el episodio debió ser ¡¡tela!!! me imagino a tus amigos... ¡menudo mal rato que debieron pasar!!!

    Un besazo "mariposa que revolotea".. juuassssss......

    ResponderEliminar
  6. jajajaja lo de la mariposa es total... la verdad que cosas se nos ocurren borrachos.
    ...pero que susto el que habran pasado tus amigos... y buenos amigos esos los tuyos eh? yo una vez que iba con un pedo imprtante mi mejor amigo me dejo sentado en una acera porque se fue con una tía que conoció y unas cuantas horas después con todo el sol e la cara me desperté en esa misma acera, solo pero menos mal enterito (había unos cuant@s más durmiendo por las aceras la verdad jajaja, que tiempos...)
    besos

    ResponderEliminar
  7. Si es que las drogas son muy malas..je,je...!!!! Menos mal que no recuerdas nada, seguro que te morirías de la vergüenza. Mejor así!

    Me imagino la escena por la Gran Vía y me parto. Tu revoloteando cual hermosa mariposa de un lado para otro. No hay fotos? ... seguro?

    Si encuentras alguna, la pones en tu siguiente entrada, ok?

    Un beso

    Ut

    ResponderEliminar
  8. ¿Una alegre mariposa? Ains eso lo tendrias que haber inmortalizado hombre! jijijijiji
    Besotes mi spori de las alas infinitas ;P

    ResponderEliminar
  9. me parece un poco fuerte reirme pero.. es que no puedo parar!!!!

    bimbi.... jajajaja.. es muy fuerte!!!!!

    me va mal!!

    besos

    ResponderEliminar
  10. Jojojó alegre mariposa que re-vo-lo-te-a!! Me partooooooooooo
    Son los efectos colaterales de flotar... Saludiños, meu.

    ResponderEliminar
  11. Jajajajaja, no puedo dejar de imaginarte dando botes mientras gritabas SOY UNA ALEGRE MARIPOSA QUE REVOLOTEO jajajaja, me parto....

    Bueno, ahora tu mejor que nadie sabes lo malo que es la mezcla de alcohol con restos medicamentosos después de dos semanas. No quiero ni pensar qué hubiera sido si te lo tomas a los 2 días jajaja.

    Besazo grande alteza

    ResponderEliminar
  12. Ainsssssssssssssssss!!!! pero mira que eres cieloooooooooooooooo!!!!, pues a mi me da pena, játetú, yo como algo sé de ansiolíticos, una vez me los quité de golpe, pese a la prohición del médico particular que tengo en casa, y pensé que me volvía loca, mis oídos y is ojos no respondían con normalidad y... ya lo sé, tengo para otra entrada, jajjajajja

    Dos mil besos

    Que me voy a Mallorcaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  13. Que miedo no? esas reacciones del cuerpo me dan terror pero bastante sabías tu! en fin... tenemos que tener cuidadito que luego mira.

    :) vaya tela el médico cuando te cruce XD

    ResponderEliminar
  14. Como se suele decir: si no fuera por estos momentos y los que pasamos en la cama... De todas formas he estado pensando que no fuiste un gorrión, ni un buho. Tampoco un halcón. Una alegre mariposa que revoloteaba, ¿eh?.
    Porque, digo yo, no hay pedos de soy una mariposa y pedos de soy un horangutan, el bicho va con cada uno, ¿no?
    Sigmund, ¿cómo salgo de este patatal?

    Estupenda entrada, un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Una amiga me contó que un amig suyo pilló un pedo parecido y se creyó esponjoso, y empezó a lanzarse contra las paredes pensando que iba a rebotar. Si es que teneis mu mal beber, jajaja. Qué divertida la mariposilla.

    Un besote, Bimbineitor!!

    ResponderEliminar

Deja un comentario que nos alegre el día