miércoles, 29 de abril de 2009

Lo que yo siento se llama Obsesión

Tengo un amigo que cuando aparca el coche revisa las puertas varias veces. Es como un ritual. No sé queda tranquilo hasta que verifica tres o cuatro veces que esta todo bien cerrado. Podemos llevar un tramo de calle recorrido a pie que si el muchacho no esta tranquilo vuelve al coche a comprobar.
A mi al principio me hacía gracia, pero me he dado cuenta que yo tengo una manía parecida. Estoy obsesionado con la plancha!!!


Tengo la costumbre muchas mañanas de dar un repaso a la camisa que me voy a poner para ir a trabajar y siempre que salgo voy en el metro con la misma idea en la cabeza: abre apagado la plancha? cuando vuelva mi casa habrá sido pasto de las llamas? el año pasado me volví más de una vez a casa cuando ya estaba en el metro montado obsesionado con el tema, pero siempre la plancha estaba apagada.
Cuando se rompió mi plancha decidí comprarme una con apagado automático, pero ni así mi obsesión se quitó.
Sólo una vez resultó ser verdad que me había dejado la plancha encendida, pero como mi plancha era pija pues se había apagado. Había cumplido bien sus funciones.
AYYY pero no todo dura eternamente y pijiplancha pasó a mejor vida porque se cayó. Yo creo que la pobre se tiró de la tabla porque la tenía frita y mira que yo la mimaba porque me dejaba las camisas genial!! la cosa es que fui corriendo a buscar otra igual, pero joder!! habían subido un huevo así que decidí volver al mundo de las planchas normales... mi obsesión ha vuelto.
Esta mañana he encendido mi plancha para dar un repasillo a la camisa, pero al final he decidido que no hacía falta. Me he ido tan contento y cuando estaba en el metro oyendo música de pronto una vieja amiga ha vuelto a mi cabeza: ¿ habré apagado la plancha? me he empezado a agobiar. He empezado a repasar mentalmente... vamos a ver he cogido la plancha y la he puesto en su sitio, ese que hay en todas las planchas con zona metálica así que la he tenido que desenchufar, pero a la vez un bimbi en miniatura me decía ¿y si no la has desenchufado? ... al final he decidido no volverme a casa a comprobar, pero ya le he contado a tres compañeros mi angustia con la plancha... y digo yo? será algún tipo de frustración lo mio con la plancha??
Ya sabéis si algún veis en las noticias que ha ardido una casa en el centro de Madrid por descuido en una plancha ya sabéis quien ha sido.

Por cierto la plancha ... estaba desconectada.

Aventura - Obsesión

10 comentarios:

  1. JAJAJAJAJAJA... te imagino!!!!
    A mi alguna vez me ha pasado, y si, la verdad es que me angustiaba y también terminaba dando la vuelta para comprobarlo, y SIEMPRE estaba apagada.
    Ahora mi obsesión es en verano el aire acondicionado de mi despacho, que es independiente del resto y caen las gotitas de agua en un recipiente. Como siempre salgo disparada, si he salido la última del trabajo, más de una vez me ha tocado volver para comprobarlo. Sobre todo los viernes me obsesionaba pensando que durante el fin de semana el recipiente podía rebosar de agua, el aparato quemarse etc...

    Chiquilloooo y digo yo ¿por qué no te planchas las camisas por la noche??? jeje..

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Maridito le da al botón delmado de coche dos o tres veces y se vuelve a mirar y tal.
    Tamién puedes llamar a un compañero de piso para que mire si la plancha está apagada y eso.
    Cuidate mucho mucho. Y que te den mimos.

    ResponderEliminar
  3. Me he equivocao... el consejo era de Almamater no de superprima... pro tranqui, que lo de superprima es cuestión de tiempo... no creo que se reprima a no dejar un comentario.

    ResponderEliminar
  4. Opción A. Planchas por la noche como dice Superprima.

    Opción B. Ritual, desenchufar la plancha guardar en un armario y desmontar la tabla de planchar cada vez que terminas de planchar. Es decir, la tabla de planchar nunca se queda montada en una habitación, siempre está quitada de enmedio. Esto funciona.

    Opción C. No planches tanto coño.

    Opción D. Estar inmaculado no es condición suficiente para subir al cielo antes que otro. Evitas un encuentro fortuito, una mirada fugaz hacia la arruga, un me apiado de tí, pobrecito cómo lleva la camisa... ¿subes y te la plancho, la camisa?.

    Opción E. Si te obsesiona la arruga viene muy bien una crema Q10+ de las que hay en el mercado.

    Opción F. Usa camisetas.

    Opción G. Usa camisas de usar y tirar.

    Opción H. ¿necesitas tantas opciones?

    ResponderEliminar
  5. JAJAJAJAJAJA...Por lo menos es una obsesión divertida. Mi compañera de trabajo está obsesionada por si se habrá dejado encendida la espátula caliente que empleamos para trabajar.
    ¿Lo malo? que parece que no podemos salir nunca del trabajo, cuando estamos a punto de irnos vuelve a subir los 8 pisos para comprobarlo.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja a mi me pasa cuando pienso "he cerrado la puerta de casa?, si!, o no??!! y si entran y me sacan todo y me quedo con las ventanas solo..." y me dan ataques de pensarlo, pero claro cuando estás a kilometros de casa no se puede volver, pero cuando estoy entrando de nuevo en el portal pienso ahora abro y no hay nada, pero siempre abro y todo sigue ahí jiji.

    :)

    pd. anda que la cancioncita jajaja

    ResponderEliminar
  7. A mi me pasa con los cigarrillos encendidos. Más de una vez y de dos he tenido que volver para comprobar si están bien apagados. Y no, no puedo comprarme un cigarrillo que se apague automáticamente...

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  8. Bueno bueno, perfecto ese Bimbi planchado, eso se merece un premio.

    HOMBRES DEL MUNDO APRENDED, QUE A NADIE SE LE HA CAÍDO NADA (ejem) POR COGER LA PLANCHA!!!!!!!!!!.


    Mil besos

    ResponderEliminar
  9. jejejeje.. menos mal...

    Mi obsesión es temporera... me pasa igual con el brasero (y vuelvo ya montado en el metro porque aquí no hay)

    ResponderEliminar
  10. Jajajjaj !!!! a mi me pasaba lo mismo con la dichosa plancha!!! y como más de una vez tenía que volver a casa para asegurarme que la había desenchufado opté por repasar la ropa por la noche antes de irme a dormir, y esa obsesión ha desaparecido.

    Espero que disfrutes mucho en Bilbao.

    Petonets

    ResponderEliminar

Deja un comentario que nos alegre el día