lunes, 30 de marzo de 2009

Es la historia de un ¿amor?

Mecano - Tú


Cuando se volvieron a encontrar ella salía de un historia que le había dejado bastante escaldada, sin embargo el reencuentro fue mágico.
En aquella ocasión se podía decir que habían empezado a conocerse de verdad. Quedaron a tomar un café después de que una jugada del destino les hubiera hecho cruzarse de nuevo en sus vidas, pero el café dio paso a una charla en la que el tiempo no parecía pasar. Tumbados sobre el cesped mirando al cielo fueron hablando y compartiendo su verdadero yo y fue entonces cuando ella vislumbró que tenía delante al amor de su vida.
Cuando se despidieron la magia fue tal que llegó el mismo mensaje a los respectivos móviles: gracias por una tarde tan especial.
No hubo besos ni la más mínima intención de pasar a algo más,sólo ganas por volver a verse.

Lili Boniche - Ana Fil houb




Poco a poco empezaron a quedar y las conversaciones, más típicas de adolescentes que dos personas adultas, empezaron a sucederse. La risa y la ilusión llegaron a su vida.
Ella era unos años mayor, pero eso no importaba porque él era muy maduro para su edad.
Llegó el verano y lo que había comenzado como un tonteo parecía ir afianzandose.
El tiempo paso y la complicidad cada vez iba a más, pero como toda relación todo tiene que ir evolucionando. Ya no valían los bailes al son de "arrasando", ella anhelaba más, pero entendía que él era joven como para atarse así que pensó que no le importaba esperar.
Pasaron momentos buenos y menos buenos, dudas y temores, pero la vida le fue confirmando lo que había vislumbrado cuando se rencontraron en aquel día de otoño, era el amor de su vida.

Gabriella Ferri - Grazie alla vita


El tiempo pasaba y su amor iba creciendo, pero empezaron a entrarle temores. Veía que sus amigas formaban proyectos en común. Su mejor amiga Ana había formalizado una relación de la noche a la mañana con un amigo que ella le había presentado, Alberto. Fue una campanada, pero la vida tiene esas cosas y Ana y Alberto vivieron dos años intensos, mucho más intensos que los cuatro que llevaba ella.
Rocío empezó a llenarse de miedos, ¿en que fallaba para no darle seguridad a Gustavo? Toda pareja se crea para formar un proyecto común, sin embargo ellos parecían ser los eternos adolescentes: Llamaditas de teléfono, quedadas de fin de semana, que si un cine y un teatro y poco más. Parecía que si se empezaba a ver muy involucrado en la relación el acojone llegaba y ponía distancia.
Poco a poco Rocío empezó a acostumbrarse a la situación. Era feliz con él y jamás dudó de su gran corazón aunque anhelaba el día en que él decidiera compartir con ella un proyecto común.
Envidiaba a su amiga Emi que le contaba como era el llegar a casa y saber que tenía a su pareja para compartir el día a día en directo y no por teléfono.
El tiempo pasó y las risas cada vez eran menos frecuentes. El ritmo de vida hacía que se desahogaran entre ellos,por eso de que la confianza da asco, y las discusiones más absurdas empezaron a ser la tónica habitual.

Mónica Naranjo - Tú y yo volvemos al amor


Las cosas empezaron a cambiar. Ella empezó a salir de nuevo. No es que hubiera dejado de hacerlo pues su amiga Maggie le animaba a quedar al menos una vez al mes y juntas salían a divertirse,pero las quedadas empezaron a aumentar y más desde que se había unido a la pandilla Pepi que sólo con su sonrisa animaba todos los cotarros. Con Gustavo hacía tiempo que había dejado de hacerlo porque " los dos sólos es más aburrido" le había dicho.
Rocío había cambiado. Su madre había muerto el invierno anterior y eso le había hecho replantearse la vida de otra manera.Había estado pensando que no podía pasarse la vida esperando lo que nunca llegaba. Sólo se vive una vez.
Empezó a salir de nuevo y a divertirse y pronto se dio cuenta que cada vez que quedaba con Gustavo sólo había discusiones tontas. No había risas. Empezó a plantearse que pasaba. Ella seguía enamorada de él, incluso ,según me contó, aún más que el primer día, pero parecía como si él se desesperara cuando estaban juntos.Sólo parecían estar tocando el cielo cuando salían de vacaciones.
Tontxu y Antonio Vega - Para tocar el cielo


Ella empezó a pensar en que se había convertido en una carga para él. Quizás había llegado el momento de decir adiós, pero no, se negaba a tomar esa decisión porque saldría perdiendo. Si ella tomaba esa decisión sufriría porque lo amaba con locura, pero que más podía hacer si le había dicho todo lo que tenía que decir. Ella sabía que él la quería, pero aún así cada día se sentía más carga para él.
Planteó el tema y Gustavo le comentó que eran cosas de ella, que de todos modos ella ya sabía que él era de esa manera, que su concepto de pareja no era el tradicional, algo a lo que ella había ido amoldándose con el paso de los años.

Luis Miguel - ¿Y?


Un día hablando con su amiga Vega le contó que Rafita había pasado por algo similar, que había estado teniendo una historia con una mujer divorciada a la que le podía el miedo y que vivían una historia similar a la suya hasta que Rafa se plantó y aunque saliera perdiendo había decidido coger el toro por los cuernos. Lo primero era él y si le quería apechugaría con todo.Hoy día vivían juntos.
Rocío le dio vueltas, pero el temor a estar sin él le pudo y siguió callada.
La historia parecía ir convirtiéndose en un ni contigo ni sin ti, pero cuando estaban juntos la magia seguía brotando y eso le llenaba de esperanza.
Un día esa magia no brotó. Ella marchaba unos días fuera y a él pareció iluminarsele la cara: te marchas? es por hacer mis planes! en ese momento ella sintió que algo le invadía por dentro. Sintió que le estaba perdiendo.

Ana Belén - Siento que te estoy perdiendo

12 comentarios:

  1. Digo lo mismo que Marieta... sin comentarios...

    (pero el texto es genial!!)

    ResponderEliminar
  2. Somos lo que callamos...
    Excelente relato.

    ResponderEliminar
  3. Vaya vuelta, Bimbi. Lo que rompe dentro... ¿Tiene arreglo?

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  4. Me he quedado muda.

    Estoy con Martini, el relato impresionante.
    Ya hablamos...

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. pensar en positivo30 de marzo de 2009, 10:18

    ¿????????????...algún día te tengo que contar algo...
    Cuando la "magia" deja de existir es mejor echarse a volar sin hacer preguntas ni "comeduras de tarro" ni siquiera echando la vista atras...hay que seguir la estela del arco iris,aunque te esnafres,pero merece la pena porque SÓLO SE VIVE UNA VEZ!!!
    BESOTES Y BIENVENIDO!!!!

    ResponderEliminar
  6. Duro, crudo, real.
    Bienvenido, has llegado por todo lo alto!

    :)

    ResponderEliminar
  7. primero: ke alegria tenerte de nuevo aki!!!
    segundo: y este relato???
    tercero: estoy de acuerdo con melo: la vida es muy corta... pero.... siempre encuentras peros!!!
    besines

    ResponderEliminar
  8. La música es el mejor compañero de un relato así, a veces ella sóla cuenta más de lo que las palabras pueden indicar....Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hoy vuelvo a los blogs y descubro una nueva faceta tuya... me gusta,
    la mezcla relato, vídeo. lástima no tener conexión para escucharlos...Un besote

    ResponderEliminar
  10. Un beso fuerte de Maggie para Rocio

    ResponderEliminar
  11. Este "relato" me ha sorprendido, no contaba con él... no sé hasta qué punto es bueno.

    ResponderEliminar

Deja un comentario que nos alegre el día