jueves, 27 de noviembre de 2008

Soy un pavo

Es cierto,lo reconozco. A pesar de mis 39 soy bastante pavo.
Además de cáritas España,madre Teresa, abogado de causas pobres y demás cosas que me llaman ... soy pavo.

Si en algo noto que no termino de crecer es en que no tengo malicia y que suelto las cosas sin pensar. Sinceridad brutal se puede llamar,pero me causa muchos problemas. Bocazas lo denominan muchos.

Intento aprender y hago por cambiar,pero debo tener muy arraigado lo de ir con la verdad por delante, tanto que como dice uno que yo me sé, a veces parezco tonto.



Rosa Morena- Échale guindas al pavo

5 comentarios:

  1. Efectivamente eres pavito y no aprendes ni aprenderás nunca. En esta vida no se puede ir como tú lo haces. Solo sirve para que te den bofetadas que es lo que te pasa a ti. ¡¡¡ESPABILAAA!!!

    ResponderEliminar
  2. Como te comenté, te hago un remix de comentarios uniéndote el de la entrada anterior con el de la nueva.

    De la de ayer extraigo, además de desearles lo mejor a tus amigos, el sentimiento implícito que llevan las entradas que haces sobre familiares, amigos o allegados. Se desprende el cariño, la admiración, la protección... que sientes por ellos. Eso es muy bonito, dice mucho sobre ti.

    Pero claro, esa forma de ser puede traer consecuencias que motiven la entrada de hoy. Yo te aconsejo que no cambies, a pesar de los problemas, los desaires, los sinsabores y las autocríticas que te provoque.

    Donde está una buena persona, que se quitén las demás.

    P.D. me gustó la canción de Marta Sánchez que pusiste ayer (de cuando Marta tenía el criterio bien horientado)

    1saludo!

    ResponderEliminar
  3. Mal de muchos, consuelo de tontos... ya somos dos "pavos"

    ResponderEliminar
  4. Piensa que los pavos tambien tienen algo bueno,se hacen querer,la gente confia en ellos, puedes recurrir a ellos en cualquier momento,y sabes no te van a fallar,algo nada habitual en esta vida. Cada uno es como es, y eso nadie lo puede cambiar, pero si tropezar tantas veces en la misma piedra,no aprender nunca, no aceptarlo de primeras, acabar reconociendolo en momentos posteriores,pero llegado el momento volver a hacer lo mismo,eso si es mas complicado de llevar,pero en cualquier caso,si tu te sientes agusto como eres y viendo como los que te rodean estan agusto contigo,no cambies,dejarias de ser tu, y mucha gente perderia algo grande. Un abrazo.
    P.D. Ya que has hablado de pavos, a ver si otro dia en tu entrada hablas de otro tipo de animales, como el maravilloso e interesante mundo de las cacatuas.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ni se te ocurra cambiar! Eres una personita maravillosa. Me admira tu sinceridad y, hay que tener mucho valor para ser sincero. Además eres un buen compañero y lo has demostrado en muchas ocasiones. Si ser así es ser un "pavo" pues... ¡VIVAN LOS PAVOS!

    ResponderEliminar

Deja un comentario que nos alegre el día